* Bienvenid@ *

rss

lunes, 25 de octubre de 2010

Refutaciones a la Dra. Amina Wadud y su Aquidah (Cont.)


Refutaciones a la 

Dra. Amina Wadud

 y su Aquidah (Cont.)


Pregunta 4: Cuando esta profesora fue preguntada acerca de la implementación de las leyes islámicas en Canadá, ella rechazó esta sugerencia, pero en la misma lectura ella dio su apoyo a los matrimonios (entre personas) del mismo sexo. ¿Qué dice acerca de esto?

Respuesta 4: Esta declaración no necesita ser discutida. ¿Esta mujer es musulmana? Una musulmana nunca haría una declaración así. Es imposible para un musulmán cuerdo hacer una declaración así. Ella no solamente está permitiendo la homosexualidad, sino apoyando y justificando que los matrimonios (entre personas) del mismo sexo deberían ser reconocidos. Por
otro lado, ella está rechazando la implementación de la ley islámica. ¿Ella es una musulmana? Nadie del redil del Islam permitiría a un hombre casarse con un hombre ni a una mujer casarse con una mujer. La única pregunta es: ¿Debería, un hombre que comete homosexualidad, ser ejecutado? ¿Debería ello ser llevado a cabo por lapidación? Muchos de los compañeros eran de la opinión que los hombres que cometieran homosexualidad deberían ser ejecutados. El Sheik ul-Islam Ibn Taymiyyah mencionó que los compañeros u los Tabiín tenían un consenso sobre el asunto de la ejecución, pero la diferencia de opinión era en cómo debería ser llevado a cabo. ¿Deberían ser apedreados o arrojados de la estructura más alta de la tierra? La idea de legalizar la homosexualidad es asquerosa y perversa, y nunca podría ser apoyada por un musulmán. Pedimos a Alláh que nos mantenga a salvo.



Pregunta 5: Esta mujer dice que es el derecho de la mujer sentarse con el hombre en el salón principal de la mezquita, sin ninguna barrera, y que es el derecho de las mujeres el participar en todas las actividades normalmente reservadas a los hombres, tales como guiar las oraciones, etc. ¿Cuál es la posición correcta en este asunto?


Respuesta 5: Seguramente esto es de la desviación. Las mujeres tienen roles y trabajos específicos para ellas y los hombres tienen roles y trabajos específicos para ellos. Alláh especificó a la mujer llevar a los niños y dar el nacimiento. También Alláh dice: "Los hombres son cuidadores de las mujeres". Y cuando los persas tomaron a la hija de Kisra como la líder de su reino después de su muerte, el Profeta (Salallaho aleihi wa sallam) dijo: "Una nación que toma a una mujer como su líder no será exitosa". Además, aún el testimonio de una mujer no es igual que el de un hombre. De acuerdo al Corán, el testimonio de dos mujeres es igual al de un hombre. Como para las muchedumbres de hombres y mujeres entrando a la mezquita por la misma puerta, y el asunto de que las mujeres se sienten lado a lado a los hombres sin ninguna barrera, esto es algo que está totalmente en contra de las etiquetas del Islam. El Profeta (Salallaho aleihi wa sallam) dijo: "Las mejores filas para las mujeres son las últimas y las peores son las de adelante". Y él dijo con respecto a la oración, la cual es el más importante acto de adoración: "Si la esposa de uno pide permiso para ir a la mezquita, déjenlo no prevenirla, pero sus casa son mejores para ellas". Él también dijo: "El primer juicio que afectó a los niños de Israel fue debido a las mujeres". El Profeta (Salallaho aleihi wa sallam) también nos informó que no dejó atrás un asunto más peligroso para los hombres, que las mujeres. Así que nosotros decimos: "Que Alláh guíe a los hombres y a las mujeres de los musulmanes a mantener rápido a su religión y a respetar las reglas de Alláh, y constreñir sus acciones a cumplir con el Corán, la Sunnah y sobre lo que los escolares hayan acordado. Ninguna nación tiene una metodología que dirija todas las situaciones del hombre y su vida personal, tan bien como sus negocios, sus relaciones con amigos y enemigos, sus relaciones con su familia y parientes, sus relaciones con los gobernantes y sujetos; ninguna nación tiene una metodología que trate estas relaciones como la metodología del Islam. Y quienquiera que quiere otra cosa que el Islam, quiere caer en una clara desviación. Y la ayuda es buscada con Alláh.



¿Puede una mujer musulmana liderar una oración pública de ambos géneros el viernes?




Sheik Abdullah Ali Ar-Rukban.
Miembro del Consejo de Escolares Mayores.
Miembro del Lajnah Ad-Daimah.
Trad. al español: Mussa Abdullah Reyes.

Pregunta 1: Hay una mujer entre nosotros, quien es profesora de estudios islámicos en una de las universidades quien clama que no hay prohibición en Islam para que una mujer lidere a los hombres en la oración congregacional.


Esta mujer está planeando llevar a cabo un sermón del viernes tanto como liderar las oraciones del viernes, para una congregación de hombres y mujeres. Esta mujer cree que las mujeres rezando en las filas de atrás de la mezquita detrás de los hombres no tiene nada que hacer con el Islam, sino que ello es el resultado de seguir viejas costumbres y prácticas culturales.


Debido a esta creencia, este viernes, ella pondrá las filas de las mujeres en el frente y los hombres rezarán atrás de ellas.





¿Cuál es la posición islámica sobre este asunto? Y ¿Cuál es la regla sobre los hombres rezando detrás de las mujeres?


Respuesta 1: El Islam ha traído honor a las mujeres, y les ha dado una posición que les conviene. Ha hecho a las mujeres similares a los hombres en algunos asuntos, pero ha diferenciado entre ellos en otros asuntos; con respecto a lo que cada sexo naturalmente se distingue. El Islam elevó el status de las mujeres y les dio importancia. Alláh dice: "Y lo debido a
ellos es similar a lo que se espera de ellas".


No es permisible para una mujer liderar las oraciones de lo hombres, porque liderar las oraciones es algo que está exclusivamente reservado para los hombres. El Profeta (Salallaho aleihi wa sallam) dijo en una narración auténtica: "Una mujer no es para liderar a un hombre en las oraciones".



Por esto, lo que la mujer mencionada en la pregunta planea hacer es chocante, y está en oposición a aquello sobre lo que la mayoría de los escolares han acordado. También es sabido que la historia nunca ha recordado un caso en el cual una mujer liderara a los hombres en la oración del viernes, o en cualquier otra oración para ese asunto. Si esto alguna vez hubiera pasado, seguramente la narración hubiera sido transmitida a nosotros. Tampoco es permisible someter a los caprichos y deseos mientras se rechazan las reglamentaciones islámicas. Tampoco es permisible seguir un entendimiento que no tiene evidencia para apoyarlo. El hacer esto, una persona está, actualmente, descuidando los principios fundamentales de la religión. El Profeta (Salallaho 'aleihi wa sallam) ordenó a las mujeres rezar en las filas de atrás, detrás de las lilas de los hombres, por lo tanto que ninguna mezcla de los sexos tuviera lugar. El Profeta (Salallaho aleihi wa sallam) dijo: "La mejor fila para las mujeres es la última y la peor es la primera. Y la mejor fila para los hombres es la primera y la peor es la última".



Si una mujer lidera a los hombres en la oración, entonces esta oración no es válida de acuerdo a la mayoría de los escolares de las diferentes escuelas de pensamiento. Como para las mujeres rezar enfrente de los hombres, este acto invalida la oración de los hombres, de acuerdo a lo que muchos escolares han declarado. Con respecto a esta mujer, quien planea liderar la oración y poner a las mujeres enfrente de los hombres, es beneficioso que ella tema a Alláh, y ella no debería someterse a sus propios caprichos y deseos mientras descuida las reglas de Alláh. Ella no debería tratar a las reglas del Islam como un juguete con las que ella puede jugar.


Cuando uno comienza a poner sus caprichos y deseos antes de las órdenes del Islam, esto lleva a la pérdida de la disciplina, y la pérdida de la obediencia a las reglas de Alláh.


Es permisible para una mujer el liderar a otras mujeres en la oración. Si una mujer lidera a otras mujeres en la oración, es mejor para ella quedarse a la mitad de la fila de enfrente, sin parase enfrente de la congregación. De cualquier manera, si ella de para enfrente de ellas, no hay problema con eso.


Es obligatorio sobre los hermanos quienes tienen un contacto con esta mujer que le adviertan a ella de tener temor de Alláh y traten de convencerla para retornar a la verdad y rechazar su falsa ideología. Ha sido narrado en la Sunnah que quienquiera que inicia una práctica perversa, cargará con su propio pecado tanto como con el pecado de aquellos quienes siguieron su ejemplo hasta el Día del Juicio. Temo que esta mujer cargará el pecado de lo que ha dicho, tanto como los pecados de cada uno de los que aceptaron y siguieron su posición en el futuro.



Pregunta 2: Esta mujer dice que ella está en desacuerdo con la regla coránica que ordena cortar la mano de un ladrón, porque ella cree que cortar la mano de alguien es un comportamiento brutal. También, ella no se somete a algunas de las reglas coránicas que son pertinentes a los castigos islámicamente prescritos. ¿Cuál es la regla sobre uno quien niega la permisibilidad de cortar la mano de un ladrón?


Respuesta 2: La amputación de la mano del ladrón es una regla islámica sobre la que se está acordada por todos los escolares. El Corán es muy claro sobre esta regla. Alláh dice: "Al ladrón y a la ladrona, cortadles la mano en recompensa por lo que hicieron como una disuasión de Alláh. Alláh es el más Alto, el más Sabio". Y el Profeta (Salallaho aleihi wa sallam) dijo: "La mano del ladrón es para ser amputada por (el robo de) un cuarto de dinar o más". Los Ahadith que mencionan la amputación de la mano del ladrón son correctos y auténticos.


Una mujer quien robaba, una vez fue traída ante el Profeta (Salallaho aleihi wa sallam) y él ordenó que su mano fuera amputada. La intercesión ante el Profeta fue hecha a su favor, ya que era una mujer de honor y status social elevado. El Profeta entonces dijo un sermón y dijo: "Lo que destruyó a la gente antes de ustedes es que cuando una persona de status elevado robaba, ellos la dejaban, pero cuando una persona débil robaba, ellos llevaban a cabo el castigo prescrito.


Por Alláh, si Fátima, la hija del Profeta, hubiera robado, Muhammad le hubiera cortado la mano. Así que el rechazo de la regla islámica sobre uno quien roba es un asunto muy peligroso. Y es temido que alguien que sostiene esta opinión haya salido del círculo del Islam. Es obligatorio sobre los musulmanes aceptar completamente todas las reglas que han sido reveladas en el Libro de Alláh y en la Sunnah de Su Mensajero y someterse a estas reglas con obediencia a Alláh y cumplimiento con Sus órdenes. Es importante que los musulmanes no pongan atención a lo que los enemigos del Islam dicen, como ellos tratan de poner la duda en los musulmanes con respecto a las reglas islámicas. Si el castigo por robar fuera llevado a cabo correctamente, el crimen de robo estaría prácticamente eliminado, y por esto, solamente muy pocas manos serían cortadas. Los enemigos del Islam tratan de poner la duda en los musulmanes con respecto a estas reglas y otras como ella, y detrás de sus esfuerzos está su propia agenda.



Es beneficioso sobre los musulmanes con respecto a esta regla y otras parecidas que no sean afectados por estos esfuerzos. Además, los musulmanes deberían tomar orgullo de su religión y llevar a cabo todas sus órdenes y al hacer esto ganarían honor y felicidad en este mundo y en el Más Allá. Es necesario para los musulmanes aceptar completamente todas las reglas que han sido reveladas en el Corán. Alláh dice: "Pero no, por tu Señor, ellos no creerán hasta que te hagan con respecto a aquello sobre lo cual disputan entre ellos y entonces no encuentren dentro de ellos ninguna incomodidad de lo que tú has juzgado y se sometan".



Pregunta 3: Esta profesora dice que si un musulmán encuentra dificultades o problemas al entender algunos versículos del Corán, es permisible el rechazar estos versículos y decir "No" al Corán. ¿Cuál es la regla sobre tal declaración?


Respuesta 3: Esta declaración es extremadamente peligrosa. Es necesario para los musulmanes aceptar todos y cada uno de los versículos encontrados en el Libro de Alláh y someterse completamente a cada orden y regla. Si una persona lee y entiende una regla, esto es bueno y sano, pero si él no entiende una regla en particular, entonces es obligatorio para él preguntar a la gente de conocimiento para que se lo clarifique. No es permisible para una persona rechazar seguir un versículo del Corán sólo porque no entiende su significado. Si nosotros aceptáramos esta metodología, no habría nada permitido en nuestra religión, porque mucha de la gente no entiende muchas de las reglas del Islam. Sólo aquellos a quienes Alláh ha bendecido con el conocimiento son capaces de comprender totalmente las reglas encontradas en el Corán. Este nivel de comprensión requiere que una persona gaste todo su tiempo estudiando el Libro de Alláh y su interpretación de acuerdo a los escolares del Islam.



Pregunta 4: Cuando esta profesora fue preguntada acerca de la implementación de las leyes islámicas en Canadá, ella rechazó esta sugerencia, pero en la misma lectura ella dio su apoyo a los matrimonios (entre personas) del mismo sexo. ¿Qué dice acerca de esto?


Respuesta 4: Es necesario para los musulmanes adherirse al Libro de Alláh y a la Sunnah de Su Mensajero y entender el Corán y la Sunnah correctamente, sin caer en extremismo o sobre indulgencia. Y si es necesario llamar a otros a esta religión y difundirla sobre el mundo.



Es necesario para el musulmán observar las órdenes del Islam personalmente, tanto como llamar a otros hacia la observancia de estas órdenes en todos sus asuntos, públicos y privados. La última gente de ésta Ummah no hará lo recto excepto por aquello recto que hizo la primera gente de esta Ummah. La religión del Islam es la religión del amor, misericordia y bondad, y fueron dados a todos sus derechos. Musulmanes como no musulmanes.



El matrimonio entre personas del mismo sexo es un asunto de la extrema vulgaridad. Es algo que cualquier mente cuerda rechazaría. Aunado a esto nunca hubo un código legal religioso de las naciones antes de nosotros que permitiera el matrimonio entre personas del mismo sexo. Las leyes del Islam están en contra de estas leyes, y no permiten las relaciones sexuales entre hombres y hombres o entre mujeres y mujeres. Actualmente esto es considerado de entre los màs grandes de los pecados mayores y es aún peor si hay un intento de racionalizarlo a través del contrato matrimonial.



Esta mujer debe temer a Alláh y arrepentirse hacia Él, y buscar el perdón por lo que ella ha dicho y hecho. También es necesario para los hermanos quienes viven en la tierra donde esta mujer reside, advertirle con bondad y gentileza, con la esperanza de que Alláh la guíe a ella y a quienes han sido afectados por sus ideas.




Fuente: Centro Salafi de Mexico (http://www.islammexico.net)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada