* Bienvenid@ *

rss

domingo, 6 de septiembre de 2009

EL SUFISMO



EL SUFISMO
بسم الله الرحمن الرحيم





Por el Imám Abu Muhammad Ibn Qudamah Al-Maqdisi (muerto en el 620 H).



Pregunta:



Toda la alabanza es para Alláh y que Su paz y bendiciones sean sobre Muhammad y su familia.
¿Qué dicen los nobles escolares del Fiqh, que Alláh les garantice a ellos el éxito, concerniente a aquel quien escucha (el tocar del) duff[1] y de la flauta de caña (shababah) y el cantar, mientras se balancea hacia atrás y adelante (tawayud), hasta el punto en que comienza a danzar? ¿Esto es permisible o no? ¿Qué si él cree que esta acto es amado por Alláh y que este escuchar (de esta música), balanceándose por los sonidos y danzar es hecho por Alláh?



¿En cuál caso es permisible golpear el duff? ¿Es un permiso general y absoluto o debe ser tocado solamente bajo circunstancias específicas?



¿Es permisible escuchar la poesía que está siendo recitada en un tono melodioso en lugares honorables, tales como la Masyid y cualquier otro lado?



Por favor provéanos con una Fatwa, por la cual Alláh lo recompensará. Que Alláh tenga misericordia de usted.



Respuesta:



La respuesta a esto, y con Alláh yace mi éxito, es que cualquiera que haga tal acto está en el error y carece de las características de la virilidad. Como para aquel quien constantemente lleva a cabo este acto y persiste en ello, su testimonio en la Religión es para ser rechazado y sus dichos no son para ser aceptados. Así que, como resultado de esto, es requerido que sus narraciones de los hadith del Mensajero de Alláh (صلى الله عليه وسلم) no sean aceptados, ni su testimonio por ver el creciente indicando el Ramadán sea admitido, ni ninguna de las noticias concernientes a los asuntos de la Religión sean tomados de él.



Como por su creencia de que él ama a Alláh, entonces es posible que él ame a Alláh y que él sea obediente hacia Él en los asuntos no relacionados con este acto. Y es posible que él tenga buena interacción con Alláh y que él tenga hechos rectos en otros aspectos.



Pero, como por este acto, entonces esto es desobediencia y un pasatiempo de aquello que Alláh y su Mensajero (صلى الله عليه وسلم) han condenado. Los escolares lo han declarado detestable, hasta el punto en que lo llaman innovación y prohíben que eso sea hecho. Nadie puede acercarse a Alláh al hacer actos que muestran desobediencia hacia Él; ni puede obedecerlo a Él cometiendo actos que Él ha prohibido. Quienquiera que ponga actos de desobediencia como su vía hacia el acercarse a Alláh, su resultado será la repulsión y la alienación. Y quienquiera que tome asuntos vanos y sin sentido y distracciones como su Religión, él es justo como aquel quien se desvía por mala guía sobre la tierra. Y quienquiera que busca una vía hacia Alláh, (que sea) otra que la vía del Mensajero de Alláh (صلى الله عليه وسلم) y su Sunnah, entonces él está lejos del camino que lo tomará hacia lo que él está buscando.



Es reportado que Abu Bakr Al-Athram dijo: Yo escuché a Abu Abdillah, significando Ahmad Ibn Hanbal, decir: “El Taghbir es innovado”[2].



Abul Harith dijo: Yo pregunté a Abu Abdillah acerca del Taghbir, diciéndole a él: “Los corazones de vuelven suaves debido a ello”. Así que él respondió: “Ello es una innovación (Bid'ah)”.



Otros reportaron que él lo declaró Makruh (disgustado, prohibido) y prohibió escucharlo.
Al-Hasan bin Abdil-Aziz al-Yarwi dijo: “Yo escuché a Ash Shafi, Muhammad Ibn Idris, decir: Yo dejé atrás algo en Irak llamado Taghbir, lo cual los heréticos introdujeron para separar a la gente lejos del Corán” ”.




Y Yazid Ibn Harun dijo: “Ninguno se ocupa en el Taghbir excepto (que sea un) Fasiq (malvado pecador). ¿Cuándo fue este Taghbir (hecho en el pasado)?”



Abdullah bin Dawud dijo: “Yo sostengo que uno quien lleva a cabo el Taghbir debería ser golpeado”.



Taghbir fue el nombre dado a este tipo de escucha. Los Imams del pasado lo declararon detestable (Makruh, disgustado) como ustedes han visto. De cualquier forma, ellos no ligaban los asuntos prohibidos del duff y la flauta de caña a ello (cuando daban sus veredictos). Así que, ¿qué acerca de si estos instrumentos musicales fueran a estar ligados a ello y la gente fuera a tomar esto como parte de la Religión? Qué tan cercano en parecido están aquello a quienes Alláh reprimió diciendo:



“Y su oración en la casa (de Alláh; es decir, la Kabah) no era nada sino silbar y aplaudir de manos” (Surah Al-Anfal:35).



Es dicho que muka en esta aleya significa silbar y tasdiyah significa el aplaudir de manos.



Y Alláh dijo a su Profeta (صلى الله عليه وسلم):



“Y dejen solos a aquellos quienes toman su Religión como juego y distracción, y a quienes la vida de este mundo ha engañado” (Surah Al-Anam:70).



Es bien conocido que el conocimiento del camino hacia Alláh puede ser solamente adquirido de Alláh a través de la intermediación de su Mensajero. Esto es desde que Alláh lo ha escogido a él como una guía, un explicador, un dador de buenas noticias y un advertidor. Y Él (Alláh) nos ordenó el seguirlo (al Profeta), haciendo el obedecerlo, igual a obedecer a Alláh y el desobedecerlo a él, igual a desobedecer a Alláh. Y Él hizo de seguirlo a él (al Profeta (صلى الله عليه وسلم)) una prueba del amor de uno por Él.



Alláh dice:



“Quienquiera que obedece al Mensajero entonces él ha, efectivamente, obedecido a Alláh” (Surah An-Nisa:80).



Y Alláh dice:



“Y no es para un creyente (hombre) ni para una creyente (mujer), cuando Alláh y su Mensajero han decretado algún asunto; que ellos tengan cualquier otra opción en su decisión. Y quienquiera que desobedece a Alláh y a Su Mensajero, él se ha, efectivamente, desviado hacia un error pleno” (Surah Al-Ahzab:36).



Y Alláh dice:



“Si ustedes verdaderamente aman a Alláh, entonces síganme, Alláh los amará a ustedes y les perdonará sus pecados” (Surah Ali-Imrán:31).



También es bien sabido que el Mensajero de Alláh (صلى الله عليه وسلم) era compasivo hacia su Ummah, deseoso de que ellos estuvieran guiados, y misericordioso hacia ellos. Así que él (صلى الله عليه وسلم) no dejaba ningún camino que llevara a algo correcto excepto que él lo prescribiera para su Ummah, y los dirigía hacia ello con sus acciones y declaraciones. Además, sus Compañeros eran los más ávidos para llevar a cabo buenos hechos y actos de obediencia, y para correr hacia el Contento de Alláh, hasta el punto de que ellos no dejaban ningún aspecto de bien, excepto que ellos fueran los primeros en ello. Ese es el porqué no ha sido reportado sobre el Profeta o cualquiera de sus Compañeros que ellos se embarcaran sobre este camino asqueroso. Ni él (صلى الله عليه وسلم) se quedaba toda la noche llevando a cabo esta Sama (escuchar), buscando la cercanía hacia Alláh. Ni él (صلى الله عليه وسلم) dijo: “Quienquiera que danza, entonces él tiene tal y tal recompensa” o “Cantar implanta la Fe en el corazón”. Ni escuchaba la flauta de caña siendo tocada ni se inclinaba hacia ello, encontrándolo placentero. Ni él ponía una recompensa por escucharla y actuar sobre ello. Esto es algo que no puede ser negado. Y si esto es verdad, entonces este acto no es definitivamente una forma de acercarse a Alláh ni es una vía hacia alcanzarlo. Así que esta necesidad que ello debe ser de entre los peores de los asuntos, porque el Profeta (صلى الله عليه وسلم) dijo: “La mejor guía es la guía de Muhammad, y el peor de todos los asuntos son aquellos nuevos e inventados”[3]; siendo este acto uno de ellos. El Profeta (صلى الله عليه وسلم) dijo: “Cada asunto nuevo e inventado es una innovación y cada innovación es un desvío”[4].



Los Imams han llamado a este acto una innovación, basados en lo que mencionamos previamente.


Como para una regla detallada para estas ejecuciones audibles con el duff y la flauta de caña, y escucharlo a cada uno de ellos individualmente, entonces todo esto cae bajo el juego y la distracción. Así que quienquiera que haga de aquello su hábito continuo y se vuelva conocido por hacerlo, o por escucharlo, o por buscarlo en los lugares en que es encontrado, o quienquiera que sea buscado después para ello; entonces él está careciendo de virilidad, y su testimonio no es para ser aceptado; ni él es para ser considerado de entre aquellos quienes son veraces. Lo mismo se aplica para aquel quien continuamente lleva a cabo danzas (para estas ejecuciones audibles).



El peor de todos estos (instrumentos) es la flauta de caña; desde que un hadith ha sido reportado acerca de ello, de Sulayman bin Musa sobre la autoridad de Nafi, quien dijo: “Yo estaba con Ibn Umar sobre un camino, cuando escuchamos el sonido de alguien tocando un instrumento de viento (una flauta) la cual captó su atención. Así que él se alejó del camino y puso sus dedos índices en sus oídos. Entonces él dijo: “¡Oh Nafi! ¿Escuchas eso? ¿Escuchas eso?”. Yo dije: “Sí”. Así que él continuó así y luego dijo: “¡Oh Nafi! ¿Aún escuchas eso?”. Yo dije: “No”. Así que él sacó sus manos de sus oídos y dijo: “Esto es lo que yo vi al Mensajero de Alláh hacer”[5].



Esto fue reportado por al-Khalal en su Yami de Awf bin Muhammad al Misri, de Marwan At-Tatiri, de Said bin Abdul Aziz, de Sulaymán bin Musa. Él también lo reportó de Uthman bin Salih Al-Antaki, de Mahmud bin Khalid, de su padre, de Mutam bin Miqdam, de Nafi.
Ahmad Ibn Hanbal fue preguntado acerca de este hadith, así que él dijo: Sulaymán bin Musa lo reportó de Nafi, de Ibn Umar”.



Esta es una profunda acción del Profeta (صلى الله عليه وسلم) indicando su prohibición, debido a su sellarse los oídos (para no escucharlo) y su alejarse del camino. Uno de estos actos no es suficiente en la ausencia del otro. Esto fue porque él escuchó instrumentos de viento siendo tocados.



No ha sido comunicado hacia nosotros de ninguno de los escolares que ellos hicieran una concesión para los instrumentos de viento (de ser tocados o escuchados), así que ello es como el tanbur (un instrumento de cuerdas). De hecho es peor, porque ha habido una narración reportada acerca de ello (los instrumentos de viento) y sus similares que no ha sido reportada acerca de eso (del tanbur).



Como para cantar, los escolares han diferido con respecto a ello. La gente de Madinah solía permitirlo, pero muchos de los escolares se oponían a ellos y criticaban su opinión.
Abdullah Ibn Masud dijo: “Cantar alimenta la hipocresía en el corazón”[6].



Y Makhul dijo: “Quienquiera que muera mientras tenga a una cantante femenina con él no debería ser orado sobre él (en el funeral)”.



Muamar dijo: “Si un hombre fuera a tomar el punto de vista de la gente de Madinah concerniente a escuchar y cantar; y el entrar a las mujeres desde atrás (durante el intercurso); el punto de vista de la gente de Makkah con respecto al matrimonio temporal (Mutah) y el Sarf; y el punto de vista de la gente de Kufah con respecto a los intoxicantes, él sería de entre los más perversos de los esclavos de Alláh”.



Malik bin Anas fue preguntado acerca de que la gente de Madinah permitía cantar, así que él replicó: “En nuestra opinión, los únicos quienes hacen eso, son los pecadores perversos (Fusaq)”.
Ibrahim bin al-Mundhir al-Khazami también dijo algo similar a esto.



Así que en cualquier caso, ello es disgustado y no es de las características de la gente religiosa. Como para hacer esto dentro del Masyid, entonces esto no es permisible, porque los Masyids no fueron construidos con este propósito. Es una obligación preservarlos de estas cosas que son menos que ello, tanto que este acto (de cantar), el cual es la marca del pecador perverso y del implantador de la hipocresía.



Como para el duff, entonces esto es lo menos (dañino) de estas cosas. El Profeta (صلى الله عليه وسلم) nos ordenó usarlo durante las ceremonias de matrimonio[7] y ha sido reportado que es permitido usarlo también en otros asuntos aparte del matrimonio. No ha sido hecho claro para mí que ello esté prohibido, a menos que la persona que lo golpee sea un hombre asemejándose a una mujer (por hacerlo). Así que en este caso es prohibido hacerlo debido a lo que contiene de (la situación de) hombres que imitan a mujeres. O también en el caso en que es golpeado en presencia de una persona fallecida, porque entonces ello sería demostrar descontento con el Ordenamiento Divino de Alláh y pelear contra ello. Pero si está exento de estas cosas, entonces yo no sostengo que sea prohibido del todo.



De cualquier forma, los compañeros de Abdullah Ibn Masud se apartaban de los instrumentos de duff, y ellos eran severos en ese asunto. Imám Ahmad mencionó esto acerca de ellos, pero él nunca tomó ese punto de vista[8] desde que su permisibilidad ha sido reportada en la Sunnah y aquello tiene más derecho de ser seguido.



Ha sido reportado de Iyad bin Ghanam, un Compañero del Mensajero de Alláh, que una vez él celebró un Eid con la gente de Anbar, así que él dijo: “¿Yo no los veo llevando a cabo el Taqlis? La gente llevaba a cabo el Taqlis durante el tiempo del Mensajero de Alláh”. Yazid bin Harun dijo:



“Taqlis significa golpear el duff”.

Anas bin Malik dijo: El Profeta (صلى الله عليه وسلم) una vez pasó cerca de un grupo de niñas de Bani An-Nayar, y ellas estaban golpeando sus duff y diciendo: “Nosotros somos niñas esclavas de Bani An-Nayar, y qué tan maravilloso es Muhammad como un vecino”. Así que él (صلى الله عليه وسلم) dijo: “Alláh sabe que yo las amo”[9].



Y ha sido reportado que una mujer dijo una vez al Profeta: “Yo hice un juramento que si Alláh te retornaba a salvo que yo golpearía el duff sobre tu cabeza”. Así que él dijo: “Si tú hiciste un juramento, entonces cúmplelo. Y si no, entonces no”. O es como él (صلى الله عليه وسلم) dijo.
Así que en general, aunque sea permitido para uno el tocarlo, yo sostengo que sería una diversión y un pasatiempo vano.



Como para quien lo hace parte de la religión; y hace de escucharlo a un cantante una forma y manera de buscar la cercanía a Alláh, entonces esto no lo llevará a él a ningún lado excepto hacia el Descontento y el Odio de Alláh. Y quizá otras cosas puedan ser adheridas al tocar (del duff), tales como el mirar a las mujeres a las que uno tiene prohibido mirar o mirar a un hombre bien parecido, lo cual en esa ocasión causará que la religión sea arrojada lejos, pone tribulaciones a su corazón y causa que se oponga al dicho de Su Señor:



“Di a los hombres creyentes que bajen sus vestimentas”, lo cual los llevará a ser indulgentes con respecto a oponerse a la siguiente declaración de Alláh:



“y guarden sus partes privadas”.



Y aquello no será lo más puro para ellos. Así que quienquiera que sea probado con oponerse a la primera parte de la aleya (bajar la vestimenta), entonces él irá a cometer la siguiente parte de ello (no guardar las partes privadas).



“Y todos ustedes vuélvanse a Alláh en arrepentimiento, oh creyentes, para que así ustedes puedan ser exitosos” (Surah An-Nur:30-31).



Alguno de los Tabiún dijo: “Yo temo menos para el joven adorador de una bestia depredadora que de un joven sin barba quien se siente junto a él”.



Y Abu Sahl dijo: “Aparecerá en esta Ummah una gente que será conocida como los Laitún (homosexuales), y ellos estarán divididos en tres grupos: un grupo que mira, un grupo que toca y un grupo que hace aquel acto (el acto de sodomía)”.



Al-Hasan bin Dhakwan dijo: “No se sienten con los niños de los ricos, porque ellos tiene la apariencia como la de una mujer. Y ellos son una tribulación peor que las niñas vírgenes”.



No es propio para nadie el engañarse a uno mismo o estar contento con lo que él piensa que él tiene de firmeza en su religión y de fuerza en el Imán. Esto es desde que aquel quien se opone a las órdenes de Alláh y mira a lo que la religión le ha prohibido mirar, su preservación (del pecado) es arrebatada de él y él es dejado confiándose a sí mismo. Así que, ¿cómo alguien con intelecto puede ser engañado por eso? Todos nosotros sabemos que los juicios de Dawud, el Profeta de Alláh, fueron duros. Y él era el más adorador de entre los humanos y un Profeta de entre los Profetas de Alláh quien tenía noticias de los cielos enviadas a él y tenía a varios y diferentes ángeles que le traían la revelación a él. Pero a pesar de todo esto, él cayó en cometer lo que él hizo de pecado, por mirar lo que él miró.



Y uno de los adoradores de Bani Israel adoró a Alláh por setenta años y luego miró a una mujer una vez, así que él fue probado por eso. Y Barsis, el adorador, su ruina también vino debido a esta clase de mirada. El Profeta (صلى الله عليه وسلم) una vez dijo a 'Ali: “No sigas la mirada con una (segunda) mirada. Porque efectivamente, la primera es por ti; pero la segunda no lo es (siendo prohibida)”[10]. Y él ('Ali) era de entre los más nobles de su Ummah quien tenía una posición alta en la religión, conocimiento, conciencia de Alláh, Sus derechos, Sus órdenes y Sus prohibiciones. Así que, ¿quién eres tú, aquel quien es engañado e ignorante de él mismo? Mira a dónde tú estás, comparado con estos individuos que apenas mencionamos. Usamah bin Zayd reportó que el Mensajero de Alláh (صلى الله عليه وسلم) dijo:



“Yo no he dejado una Fitnah (tribulación) detrás de mí que sea más destructiva para los hombres, que las mujeres”[11].




También ha sido reportado en una narración que: “Efectivamente mirar (a las cosas prohibidas, como las mujeres) es una flecha envenenada de entre las flechas de Iblis (el Demonio)”. Y el Profeta (صلى الله عليه وسلم) dijo: “Los ojos fornican y su fornicación es la mirada”[12].
Al Fudayl bin Iyad dijo: “Cantar es la invocante de la fornicación”. Así que si el invocante de la fornicación es combinado con su llamador y objetivo, entonces su objetivo ha sido encontrado.



Ha sido reportado de Umar bin Abdul Aziz que él dijo: “Me ha sido comunicado de los narradores veraces de los llevadores de conocimiento que atender (a las reuniones de) instrumentos musicales y escuchar a los cantantes, mientras se es devoto a esto, alimenta la hipocresía en el corazón justo como el agua alimenta la pastura”.



Sobre mi vida, que el protegerse a sí mismo de eso por abandonar el atender a estos lugares es más fácil para aquel con sentido común que permanecer firme sobre el Imán, el cual no alimenta la hipocresía en el corazón.



Así que, quienquiera que ame ser salvado en el futuro y acompañar a los líderes de guía, y ser rescatado de la vía de la destrucción, él debe adherirse al Libro de Alláh y actuar sobre lo que está en ello. Y nosotros debemos seguir al Mensajero de Alláh y sus Compañeros, mirando sobre lo que ellos estaban. Así que no debemos transgredir aquello con discurso o acción. Él debe hacer su Ibadan (adoración) e Iytihad (esfuerzos) de acuerdo a sus maneras (Sunnah). Y nosotros debemos atravesar su camino y estar interesados en seguirlos. Porque efectivamente, su vía es el Camino Recto, el cual Alláh nos enseñó a pedir, y por el cual Él hizo la validez de nuestra oración dependiente de nuestra suplicación para ello. Alláh dice, enseñándonos (cómo suplicar):



“Guíanos por la Vía Recto, el camino de aquellos a quienes les conferiste Tu Favor, no el de aquellos quienes ganaron Tu Ira, ni el de aquellos que se extraviaron” (Surah Al-Fatihah:6-7).



Así que quienquiera de duda de que el Profeta estaba sobre la Vía Recta, entonces él se ha salido de la Religión y ha abandonado el manto de los musulmanes. Pero quienquiera que sepa eso y crea en ello y está contento con Alláh como su Señor y con el Islam como su religión y con Muhammad como su Profeta, y él sabe que Alláh nos ordenó seguir al Profeta en Su dicho:



“Síganlo a él para que así puedan estar guiados” (Surah Al-Araf:158) tanto como en otra aleya, y la declaración del Profeta:



“Apéguense a mi Sunnah y la Sunnah de los Khalifas bien guiados después de mí. Aférrense a ello (la Sunnah) con sus dientes molares. Y tengan cuidado de los asuntos nuevos e inventados, porque cada asunto nuevo e inventado es una innovación y cada innovación es un extravío”[13].






Y la declaración del Profeta: “La mejor guía es la guía de Muhammad, y los peores de los asuntos son los nuevos e inventados”. ¿Qué está mal con él que se aleja de esta vía a la derecha y a la izquierda? ¿Y que él se aleje de todos ellos? ¿Y que él busque otra vía que la de Alláh? ¿Y él busca complacer a Alláh por otro (camino) que ella (la Sunnah)?



¿Ustedes piensan que él encontrará una mejor vía y que él está siguiendo una mejor guía que la del Mensajero de Alláh? Nunca. Él nunca encontrará, aparte e la Vía de Alláh, nada sino la vía del Demonio. Y él nunca obtendrá, a través de otra vía, nada sino el Descontento de Alláh.



Alláh dice:



“Y esta es Mi Vía Recta, así que síganla. Y no sigan otras vías porque ellas los alejarán de esta Vía. Esto es con lo que Él les aconseja, así que ustedes pueden ser obedientes hacia Él” (Surah Al-Anam:153).



Ha sido reportado del Profeta (صلى الله عليه وسلم) que una vez él dibujó una línea recta en el piso y dijo: “Esta es la Vía de Alláh”. Luego él dibujó otras líneas a los lados de ella y dijo: “Estas son las



Vías del Demonio, sobre cada una de estas vías está un demonio llamando a ella. Quienquiera que les responda yendo a estas (vías) ellos lo echarán al Fuego”[14]. O es como el reporte declara.



Así que él (صلى الله عليه وسلم) nos ha informado que cualquier cosa aparte de la Vía de Alláh es la Vía del Demonio. Quienquiera que siga eso, será arrojado al Fuego del Infierno. La Vía de Alláh es aquello sobre lo cual marcó el Mensajero de Alláh, tanto como sus amigos cercanos y los primeros en abrazar en Islam. Y aquellos quienes siguieron después de ellos en la bondad hasta el Día de la



Recompensa los siguieron en ello. Alláh está complacido con ellos y ellos están complacidos con Él.
“Él ha preparado para ellos jardines bajo los cuales los ríos fluyen (el Paraíso) para morar en él por siempre” (Surah At-Tawbah:89). Así que quienquiera que lo siga será feliz mientras que quienquiera que lo abandone estará distanciado.



La Vía del Mensajero de Alláh y su Sunnah, maneras, biografía y aquello sobre lo que él estaba de su adoración y condiciones son bien conocidos para la gente de conocimiento, y manifiesto para aquellos quienes aman seguirlo, adherirse a su vía y seguir su metodología. La verdad es clara para aquellos a quienes Alláh desea guiar y proteger, y:



“Quienquiera a quien Alláh guía, entonces él está guiado, y quienquiera que es llevado al extravío, entonces ellos son los perdedores” (Surah Al-Araf:178).



Conclusión.



Que Allah nos guarde a nosotros y a ustedes sobre Su Vía Recta. Y que él nos haga a nosotros y a ustedes de aquellos a quienes su Señor les ha dado buenas noticias de misericordia y contento de Él mismo, y el Paraíso, en los cuales estará eterna bendición, donde ellos morarán por siempre. Efectivamente, Alláh tiene con él una gran recompensa.



Así que, oh, ustedes seres humanos, quienes permanecen en la necesidad y quienes fueron creados por un tremendo asunto; ustedes para quienes el Fuego del Infierno y los Jardines de la Bienaventuranza fueron creados; si ustedes dedican su atención a los instrumentos musicales con sus oídos; y miran lo que Alláh ha prohibido con sus ojos, comen de los asuntos dudosos son sus bocas, permitiéndole entrar a su estómago; y ustedes están complacidos con su propia danza y balanceo; si ustedes gastan todo su tiempo precioso, en estos despreciables actos y ustedes arrojan su vida, la cual no tiene valor, en tratar de apegarse a todas estas cosas condenables; y ustedes ocupan su cuerpo, el cual fue creado para la adoración, en aquello de lo que Alláh prohibió para sus sirvientes; y ustedes se sientan en las reuniones de la gente de la falsedad; y ustedes llevan a cabo los actos de los pecadores y los ignorantes. Ustedes vendrán a saber, cuando la cubierta haya sido bajada y la orden de Alláh venga a pasar, que ustedes caerán en arrepentimiento en el Día, cuando ustedes vean las posiciones de aquellos quienes les han precedido (a ustedes) y la recompensa de aquellos quienes hicieron buenos hechos. Mientras ustedes estarán con aquellos quienes serán dejados atrás, los derrochadores y ustedes serán contados como para estar en la compañía de la gente de la falsedad y la negligencia. Ustedes han dejado de avanzar, los dolores les han caído y su arrepentimiento se ha vuelto tremendo. Porque en aquel Día, a aquel quien llore, no le será mostrada misericordia, ni habrá nadie quien pueda ser escuchado. Ni ninguno quien se arrepienta será confortado. Ni ninguno será salvado del tormento de Alláh excepto aquel a quien le sea garantizada la misericordia.



Que Alláh nos despierte a ustedes y a nosotros del sueño del descuido, y que Él nos haga capaces a ustedes y a nosotros para llevar a cabo aquello por lo que nos creó (la adoración) por Su misericordia.



Esto finaliza este veredicto religioso; toda la alabanza sea para Alláh solo. Y que la paz y las bendiciones de Alláh sean sobre Muhammad,



------------------------------------------------------------



[1] Nota del Traductor: Un instrumento rectangular como un tamborín pero sin címbalos.



[2] Los Mughabirah eran gente que estaban inmersos ellos mismos con la remembranza de Alláh, por ejemplo, ellos gritaban y se movían hacia delante y atrás, elevando sus voces al recitar poesía, etc. Ellos fueron llamados así porque ellos incitaban a la gente con respecto a la Otra Vida, de acuerdo a su percepción. Pero la verdad es que incitar a uno con respecto a la Otra Vida es por lo que ha sido reportado sobre Alláh y su Mensajero de las admoniciones, consejos y narraciones permisibles para suavizar el corazón.



[3] Parte de un hadith sobre el que está acordado por Al-Bukhari y Muslim; alcanza el nivel de ser Mutawatir.



[4] Parte de un hadith auténtico reportado por Ahmad, Abu Dawud, At-Tirmidi e Ibn Mayah. Refiérase a Khutbat-ul-Hayah del Muhadith, Muhammad Nasir-ud-Din Al-Albani.



[5] Reportado por Abu Dawud en su Sunan, quien dijo de ello: “Este Hadith es munkar”. También fue reportado por Abu Bakr al-Khalal a través de numerosas vías de narración. Ahmad lo reportó con una buena cadena de narración, e Ibn Taymiyah lo mencionó en su Maymu-ul-Fatawa (30/212). De cualquier forma, el hadith no está desprovisto de debilidad. Refiérase al Takhriy de Mishkat-ul-Masabih por el Imám Al-Albani (no. 4811).



[6] Reportado por Ibn Abi ad-Dunya en Dham-ul-Malahi de Ibn Masud y su cadena de narración es débil. Ver su revisión en Takhriy Mishkat-ul-Masabih (no. 4810), Sisilat-ul-hadith Ad-Daifah (no. 2430) y Daif-al-Yami us Saghir (no. 3940) del Imám Al-Albani.



[7] Él se está refiriendo al hadith reportado por Aishah en el cual dos niñas jóvenes estaban cantando y tocando el duff en su presencia. Y en esto ocurre el dicho del Profeta a Abu Bakr: “Déjalas, oh Abu Bakr, porque estos son días de celebración (Eid)”. Reportado por al-Bukhari y Muslim: ver Ghayat-ul-Maram (no. 400)


[8] Ver Masail-ul-Imam Ahmad, de la narración de Ibn Hani an-Naysaburi (2/174).



[9] Reportado sobre la autoridad de Buraidah (رضي الله عنه) por At-Tirmidi, quien dijo: “Este es un hadith Sahih Hasn Gharib”. Ver la revisión de Mishkat-ul-Masabih (no. 6039).



[10] Un hadith Hasan (bueno) reportado por Ad-Darimi (maneras/28); Abu Dawud
(matrimonio/43) e Imám Ahmad en su Musnad (5/351, 353 y 357). Ver Sahih Al-Yami-us-Saghir (7830).



[11] Un hadith auténtico reportado sobre la autoridad de Usamah bin Zayd por Ahmad, Al-Bukhari, Muslim, At-Tirmidi, An-Nasai e Ibn Mayah. Ver Sahih Al-Yami-us-Saghir (5473)[12] Un hadith auténtico reportado de Ibn Masud, por el Imám Ahmad en su Musnad y At-Tabarani en Al-Kabir. Ver Sahih Al-Yami-us-Saghir (4026).



[13] Ha sido acordado sobre él, sus referencias han sido mencionadas previamente.



[14] Reportado por Ahmad, An-Nasai y Ad-Darimi. Su cadena de narración es Hasan (buena) y al-Hakim y otros lo autentificaron. Ver la revisión de Mishkat-ul-Masabih (no. 166






Tomado de: www.calgaryislam.com.


Traducido (del árabe al inglés) por: Abu Mariam Ismail Alarcón.



Traducido (del inglés al español) por: Musa Abdullah Reyes.


*************************************
VIDEOS
*************************************








=================================================
AQUI ALGUNAS PRACTICAS SUFIES MAS EXTREMAS
=================================================
( Advertimos que la naturaleza de estas imagenes no son aptas para personas sensibles ni menores)


0 comentarios:

Publicar un comentario